El conducir un automóvil implica ciertas circunstancias que pueden resultar inevitables como, por ejemplo, quedarse varado en algún lugar o carretera porque ya no arrancó o se averió. Para este escenario existe una solución ideal al alcance de sus manos, las grúas de arrastre. ¿Sabe cómo funcionan y para qué casos se recomiendan? Aquí los platicamos.

Grúas de arrastre

Las grúas de arrastre son aquellas unidades que pueden transportar vehículos con ayuda de un sistema de enganche. El auto se prensa del gancho de la grúa por uno de sus ejes, dejando así las dos ruedas superiores sostenidas, mientras que las traseras se quedan libres para facilitar el movimiento del auto por la propia inercia al ser arrastrado por la grúa.

Las grúas de arrastre se recomiendan para los siguientes casos:

  • Cuando el auto dejó de funcionar por problemas con la batería o desabasto de gasolina, pero es posible que sus ruedas giren sin problemas.
  • Cuando el vehículo presenta problemas mecánicos que impiden su arranque, pero no su movimiento vía arrastre.

Si necesita una grúa de arrastre puede solicitarla aquí, con gusto lo atenderemos a la brevedad.